Un grupo de iglesias estadounidenses planea hacer una oración silenciosa en la puerta de bares de strippers.

Tom Karp, pastor de la iglesia de New Hope Wesleyan, explicó que el evento será organizado por las iglesias de la ciudad de Williston en North Dakota. “Vamos a caminar alrededor de los locales y rezar por los negocios y todos sus empleados”.

La acción se va a centrar en dos locales fundamentalmente: El Club Nocturno Susurros (Whispers) y el Club de Hombres Rompecorazones (Heartbreakers). Grace Delling, propietaria de Susurros, explicó que no tiene ningún problema con que la gente rece cerca de su comercio. A su vez sostuvo que ella se ocupa de dirigir un negocio y que “cada cual toma sus propias decisiones. Si ellos eligen entrar, pueden hacerlo”.

Karp, por supuesto, cuestionó la existencia de estos bares y se manifestó “en contra de cualquier forma de tráfico humano”. Y a la idea de que estos locales son buenos para disminuir el stress de los trabajadores que asisten contestó que “una buena forma de combatir el stress en confiar en Dios”. fuente/noticiaslocas.com