Problemas Intimos

En la anatomía femenina existe lo que se conoce como la glándula de “Bartolino” de tamaño realmente diminuto que se encuentra en cada uno de los labios vaginales muy cerca de la abertura de la vagina, siendo muy sensibles pueden generar problemas en el caso de inflamarse haciendo que las relaciones sexuales puedan llegar a ser sumamente dolorosas e imposibles de concretar.

En determinadas ocasiones esta glándula puede inflamarse y pasar a formar un quiste que puede adoptar un tamaño importante que como es de sospechar, genera grandes incomodidades a la mujer. Las glándulas de “Bartolino” generan un líquido que se encarga de lubricar naturalmente los labios vaginales, al inflamarse se genera un colgajo de piel sobre la abertura de una de las glándulas lo que hace que el líquido se acumule y se infecte generando un absceso sumamente doloroso que es necesario tratar ya que no solamente afecta a nivel sexual sino que interfiere en la salud general de la paciente.

Cuando una mujer tiene este tipo de problema notará que su vagina se hincha y se produce un bulto redondo denominado quiste que puede crecer hasta el tamaño de una moneda o en casos más graves puede hacerse del tamaño de una naranja. Dependiendo del caso el quiste puede ser o no sensible al tacto, en líneas generales es muy incómodo para la mujer que lo padece y debe si o si consultar a un médico.

No se sabe actualmente cuáles son las causas que inciden en la obstrucción de éstas glándulas aunque muchos expertos coinciden en pensar que se trata de una estrechez congénita de los conductos de Bartolino, por lo que puede ser un problema personal de la mujer que tiene tendencia a esa obstrucción. Cuando el problema comienza la mujer puede sentir cierta incomodidad al mantener relaciones sexuales, lo que puede entorpecer su desempeño y el placer que llegue a sentir durante el acto, en casos extremos la paciente se ve imposibilitada de caminar o sentarse, por lo que el sexo está completamente desaconsejado.

Dependiendo del caso en particular se procede con los tratamientos necesarios, cuando se trata de quistes pequeños que no generan dolor se puede optar por dejarlo estar, en casos de mayor inflamación se emplean técnicas de drenaje para mitigar la presión o inclusive se puede proceder a extirpar la glándula de Bartolino. Es importante que cualquier mujer que advierta un bulto en la vulva acuda a su médico de confianza para realizar el diagnóstico correspondiente.DE:educasexo.com