Tag Archive: obesidad


9EC477EE-2C67-4C9F-8401-F7BE7C5BF9F6.jpg__209__400__CROPz0x209y400BBC Mundo. La semana pasada, la Asociación Médica de Estados Unidos (AMA, por sus siglas en inglés) votó a favor de clasificar la obesidad como una enfermedad. Pero, ¿estar gordo es lo mismo que estar enfermo?

La decisión se produjo durante la reunión anual de la AMA, donde a pesar de que un comité de expertos recomendó no hacer tal clasificación, los delegados de la asociación aprobaron el cambio.

Las repercusiones inmediatas de la votación no están claras.

La presidenta de la AMA, Ardis Hoven, considera que la nueva designación aumentará la atención a la prevención y tratamientos de la obesidad, y al hacerlo ayudará a los profesionales médicos a lidiar con los crecientes y complejos problemas de salud asociados con tener sobre peso o ser obeso.

Si bien la obesidad ha sido un problema de salud pública durante décadas, no siempre los doctores están equipados o preparados para ayudar a los pacientes a tratar y prevenir enfermedades relacionadas con la obesidad.

Hoven asegura que el voto motivará a los doctores a cambiar esta situación, al mismo tiempo que habrá más entrenamiento y educación, tanto para el personal sanitario como para los pacientes.

“Cuando nos sentemos en el consultorio y hablemos de cosas para prevenir el aumento de peso y promover la reducción de kilos, lo que esto nos va a permitir es reunir las herramientas para enseñar y educar sobre las mejores formas de generar un impacto en el paciente sobre su obesidad”, dijo Hoven.

De la noche a la mañana. Para los estadounidenses, que se fueron a la cama sintiéndose bien y se despertaron con una enfermedad, esta nueva clasificación es alarmante.

“La gente no está muy contenta al respecto”, señala Lesely Kinzel, editora asociada del sitio en internet XOJane.com y autora de “Two Whole Cakes: How to Stop Dieting and Learn to Love Your Body” (la traducción literal sería: Dos tortas enteras: cómo dejar las dietas y aprender a amar tu cuerpo).

Poco después del anuncio de la decisión, el hashtag #IAmNotADisease (no soy una enfermedad) se hizo popular en Twitter para aquellos que querían expresar su consternación con la decisión.

Expertos advierten que la obesidad no es una cuestión de comer hamburguesas y no hacer ejercicio, por lo que hay que definirla con cuidado.

Kinzel explica que muchas personas con sobrepeso ya tienen problemas para acceder a asistencia sanitaria: no se toma en serio sus enfermedades, pues los doctores lo ven todo como una extensión de su peso.

“Puedes ir al doctor con una torcedura de tobillo o resfriado común y lo que te dicen es que tienes que perder peso, lo que no ayuda al tobillo o al resfriado”, agrega.

A Kinzel le preocupa que esta clasificación sólo empeore el problema, por clasificar a “una persona gorda (como) enferma por naturaleza y necesitada de tratamiento especial por esta enfermedad visible”.

La escritora señala que al menos un tercio de la gente obesa no es más propensa a tener diabetes o problemas cardíacos.

“Me preocupa que ahora los doctores estén menos dispuestos a escuchar a los pacientes”, apunta.

Responsabilidad personal. Al otro lado del debate, a algunos les preocupa que clasificar la obesidad como una discapacidad elimine el elemento de responsabilidad personal.

“¿Empezarán a pedir licencia laboral por discapacidad debido a que son obesos? Si los restaurantes están ofreciendo en su menú platos con alto contenido calórico, ¿abre esto una puerta para que los demande la gente?”, se pregunta Judy Gaman, consultora de salud y bienestar de Executive Medicine de Texas.

“Cuando retiras de la ecuación la responsabilidad personal, abres una puerta a muchas otras cosas”.

Marlene Schwartz, directora encargada de centro de políticas para la obesidad y comidas Rudd, de la Universidad de Yale, considera que llamar enfermedad a la obesidad podría dar acceso a la intervención médica a los obesos que lo requieran.

Pero advierte que tal clasificación puede llevar a estereotipos y simplificaciones.

“En la medida en que esto ayude a las personas a obtener los recursos que necesitan y convenza a las compañías de seguros a que es mejor invertir en la prevención, yo estoy a favor. En la medida en que haga sentir mal a las personas sobre ellas mismas y aumente el estigma, soy más cautelosa”

 

“En la medida en que esto ayude a las personas a obtener los recursos que necesitan y convenza a las compañías de seguros a que es mejor invertir en la prevención, yo estoy a favor”, agrega Schwartz.

“En la medida en que haga sentir mal a las personas sobre ellas mismas y aumente el estigma, soy más cautelosa”.

La experta explica que la obesidad es increíblemente complicada. La idea de que aquellos con un índice de masa corporal por encima de los 30 -la marca oficial para los obesos- sólo necesitan dejar de comer hamburguesas y agarrar una cuerda de saltar es reduccionista.

“La definición de obesidad necesita tomar en cuenta cuán complicado es el asunto de sopesar la alimentación y la actividad física”, aclara Schwartz.

La clasificación de obesidad como una enfermedad tiene, según la especialista, un tremendo potencial para ayudar a emplear recursos y dirigir atención a los potenciales problemas de salud de aquellos con una masa corporal por encima de 30.

Si se usa correctamente, Schwartz asegura, puede combatir el estigma.

“Necesitamos poder usar esta etiqueta de enfermedad para que la gente tome seriamente la obesidad y no continúe culpando a la gente de ser irresponsable”.

Al final, agrega, todo el mundo que participa en el debate quiere lo mismo: que los estadounidenses disfruten de una comida nutritiva, de actividad física, buena salud y se sientan cómodos con su cuerpo. Fuente.Hoy.com.do

FASVCCXVDF0003358072NUEVA YORK.- Una nueva regulación le puso un tope a los sueños móviles de los vecinos con sobrepeso, al limitar a 117 kilos para quienes deseen usar las bicicletas públicas en la Gran Manzana.

La alcaldía de Nueva York está a punto de lanzar un programa de bicicletas públicas similar al que funciona hoy en día en la ciudad de Buenos Aires, pero con una condición: los usuarios deberán firmar un contrato en el que se comprometen a no pesar más de 117 kilos, informó el sitio New York Post.

Pero la medida resultó demasiado dura para los usuarios más fornidos, quienes aseguraron que las bicicletas, que pesan unos 18 kilos, pueden soportar el peso. “Es pura mentira, ¡117 kilos no rompen una bicicleta! ¡Es discriminación!”, clamó una de las afectadas, Juleissy Lantigua, de 19 años.

Los vecinos que sí entren en la categoría deseada de peso podrán alquilarle sus bicis al Departamento de Transporte neoyorquino por 25 dólares por semana o 95 por año a partir de mayo.

Los directivos detrás del programa esperan que los usuarios determinen si pueden o no andar en bicicleta, pero por si acaso alguien sueña demasiado, ya impusieron el estricto régimen de peso. Fuente/Almomento.net

SANTO DOMINGO.-La disfunción sexual masculina va mas allá del estrés y factores de entorno, es una condición motivada por problemas de salud como síndrome metabólico, hipertensión, el corazón, diabetes y obesidad.

El urólogo y académico Fausto Hernández reveló un estudio reciente que indica que el 74 por ciento de los hombres que padecen síndrome metabólico tienen disfunción eréctil.

El síndrome metabólico es un mal de salud asociado a la obesidad y la resistencia a la insulina.

En el congreso de la Clínica Unión Medica, realizado el fin de semana en Santiago, el especialista aseguró que esa dificultad sexual también se asocia a la obesidad, la diabetes, hipertensión y problemas cardiovasculares.

Dice que cada vez son más frecuentes los varones con esas condiciones de salud que acuden a las consultas urológicas para reportar sus dificultades en la parte sexual.

“La disfunción eréctil es la primera alerta de enfermedades cardiovasculares”, expuso el ex presidente de la Sociedad Dominicana de Urología, ante cientos de médicos de varias especialidades.

“El riesgo de disfunción eréctil en los diabéticos es elevado”, comentó en su disertación en el XIII Congreso de la Clínica Unión Medica, en el hotel Gran Almirante, en Santiago.

Agregó que la diabetes genera otros males como gangrena de Fournier y balanitis, la primera es una infección del ano, los escrotos, el pene y la pared abdominal; y la balanitis, inflamación del  glande.

En su exposición “Manifestaciones urológicas en el síndrome metabólico”, informó que en el caso de las mujeres, el 50 por ciento de las obesas sufre incontinencia urinaria.

El XIII Congreso de la Clínica Unión Medica se realizó el fin de semana con 15 conferencias y marco el inicio de la celebración de la semana aniversario del centro asistencial de Santiago.

El doctor Daniel Rivera, presidente del Consejo de Directores de Clínica Unión Medica del Norte, explicó que el evento científico es parte del aporte a la comunidad médica y la ciudadanía del Cibao y del país.

En la actividad médicos de varias especialidades analizaron síndrome metabólico, cáncer cervical, seguridad en la salud, antibióticos, psoriasis y enfermedades respiratorias, entre otras. Fuente/Eldia.com.do

SANTO DOMINGO.- El primer procedimiento quirúrgico  de la República Dominicana en pacientes insulino dependiente fue realizado en el hospital Traumatológico Ney Arias Lora para controlar la diabetes y la obesidad.

La técnica fue realizada a la paciente María Figuereo, de 53 años con 354 libras, quien estaba obligada a inyectarse insulina dos veces al día, con la cirugía el 95% de las personas sometidas resuelven el problemas de la diabetes y la obesidad.

A la paciente se le extirpó el 80% del estómago y cortaron el intestino delgado, unos tres metros del intestino delgado que fueron dejado sin funcionamiento, así como hicieron una anatomosis latero lateral.

El doctor Félix Hernández, director general del Complejo Hospitalario Ciudad de la Salud ha prestado todo el apoyo a la práctica innovadoras en el Ney Arias Lora, donde han sido beneficiados cientos de pacientes.

“La cirugía que se hizo fue técnica de Munier Alamo,  en este caso lo que hicimos fue resecamos o extirpado el 80% del estómago, y después cortamos el intestino delgado, derivamos o  dejamos sin funcionalizar dos metros del intestino delgado del yeyuno, e hicimos una anatomosis latero lateral de yeyuno a yeyuno,  dejamos dos metros de intestino que no tendrán ningún tipo de función, hicimos una cirugía combinada restrictiva y mala absortiva con la derivación del yeyuno”, explicó el doctor Gustavo Rodríguez Blanco, encargado de la Unidad de Cirugía Bariátrica y Casos Especiales, del Hospital Traumatológico Ney Arias Lora.

En el procedimiento intervinieron los cirujanos laparoscopistas  Gustavo Rodríguez  Blanco, Alejandro Soto Méndez, Juan Manuel Franjul, y los anestesiólogos Esteban Patric Sánchez, Karina Williams, y el cirujano Fhilippe García_Dubus.

Se explicó que lo importante del procedimiento es que además del paciente perder su peso y lograr llegar a un peso normal, le permitirá dejar de usar insulina, y la paciente intervenida tenía que ponerse insulina dos veces al día.

María Figuereo tenía que inyectarse 40 unidades de insulina por la mañana y 30 unidades en la noche, así como usar otros medicamentos para la diabetes.

Se espera que la técnica sea beneficiosa para los pacientes insulinos dependientes de la República Dominicana, y que este procedimiento iniciado en el Ney Arias Lora pueda reproducir en los demás grupos de cirugía bariátrica del país.

Es la primera cirugía de este tipo que se realiza en el país, la cual fue presentada en el Congreso de Cirugía Bariátrica hace un mes, y se ha demostrado que los resultados obtenidos han sido excelentes.

Considera que los resultados van a cambiar en los pacientes diabéticos con la técnica puesta en marcha en el hospital Ney Arias Lora, el cual también se ha realizado en Argentina, Chile, Colombia, Inglaterra, Estados Unidos y Francia.

“Realizamos una cirugía novedosa en una paciente diabética insulinodependiente con un peso corporal de 354 libras, la cirugía es un nuevo bypass, basado en la nueva técnica de Munier Alamo, que consiste primero en realizar una cirugía de manga gástrica,  y en la parte intestinal se realiza un bypass de 250 centímetros de dos metros y medio que vamos a dejar sin funciones esa parte del intestino”, dijo el doctor Rodríguez Blanco.

Manifestó que la expectativa es que el 95% de los pacientes que son insulinodependientes dejarán de ser  diabéticos de acuerdo con los estudios realizados en los últimos cinco años.Explicó que analizaron los estudios y conversaron con el autor de la técnica y los resultados han demostrados que han sido maravillosos, y que en el hospital se hará un programa con la nueva técnica y verán las estadísticas para determinar evolución  en la República Dominicana. Fuente/Diariodigital.com.do

Algunos médicos están reportando un nuevo beneficio de las cirugías para bajar de peso: la prevención de la diabetes. Muchas menos personas obesas que se sometieron a cirugías de reducción del estómago desarrollaron esta enfermedad en comparación con quienes recibieron la atención habitual para tratar de bajar de peso, según un estudio grande realizado en Suecia.

Los resultados, publicados en la revista médica New England Journal of Medicine, renovaron el debate sobre cuándo deben ofrecerse tratamientos a las personas obesas, como bandas gástricas ajustables y otros procedimientos bariátricos.

La idea de que la cirugía puede prevenir la diabetes es “provocativa y emocionante”, pero es “poco práctico e injustificado” pensar en realizar cirugías bariátricas a millones de adultos obesos, escribió el doctor Danny Jacobs, un cirujano de la Universidad de Duke, en un comentario en la revista médica.

El doctor Mitchell Roslin, jefe de cirugía bariátrica en el Hospital Lenox Hill en Nueva York y quien asesora a algunos fabricantes de equipos para estas operaciones estuvo de acuerdo.

“Si la cirugía es el único tratamiento que tenemos, tenemos que aceptar sus consecuencias financieras” y renunciar a “la noción ingenua” de que las personas con obesidad severa sólo tienen la salida de aprender cómo bajar de peso, dijo Roslin.

Millones de estadounidenses tienen diabetes tipo 2 provocada por la obesidad. A principios de año, dos estudios mostraron que la cirugía bariátrica puede revertir la diabetes y mantenerla a raya durante muchos años, posiblemente para siempre.

El nuevo estudio fue un paso más allá, al indicar que en primer lugar podría prevenir la diabetes entre las personas obesas.

Los investigadores dirigidos por el doctor Lars Sjöström, del Hospital Universitario Sahlgrenska en Gotemburgo, Suecia, dieron seguimiento a 1.658 pacientes que se sometieron a cirugía bariátrica -en su mayoría con bandas gástricas ajustables y gastroplastía vertical en banda (grapado de estómago)- y 1.771 pacientes similares que recibieron la atención habitual y asesoramiento sobre cómo perder peso.

Ninguno tenía diabetes al inicio del estudio. Después de unos 10 años en promedio, entre quienes seguían en el estudio, 392 desarrollaron diabetes en el grupo de atención habitual, en comparación con 110 en el grupo que se sometió a cirugía. Los investigadores estimaron que la cirugía redujo las probabilidades de desarrollar diabetes en un 78%. Fuente.Diariolibre.com