MIAMI.- La vitalidad del español, después del inglés la lengua de comunicación internacional más pujante en el mundo, ha tumbado en EE.UU. el “disparate político” de las campañas del “English only” que buscan reducirlo a la categoría de idioma extraño y ajeno, coincidieron hoy dos expertos en Miami.

Más de 50 millones de hispanos y su poder adquisitivo han hecho de esta comunidad la primera minoría de EE.UU. (16 % del total) y convertido el “English only” (solo inglés) en “papel mojado”, dijo a Efe el puertorriqueño Humberto López Morales, secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

López Morales es uno de los conferenciantes que participan en el coloquio “El futuro del idioma español”, que tiene lugar hoy en la Torre de la Libertad de Miami para abordar asuntos como el efecto expansivo del idioma español o su futuro a través de las políticas públicas.

En opinión del académico, doctor “honoris causa” de varias universidades americanas y europeas, el idioma español es hoy el mejor capital del que disponen las naciones hispanoamericanas.

“Intentar frenar su presencia en EE.UU no tiene ningún futuro”, aseguró.

En este sentido, expresó su convencimiento de que, “de todos los lugares del mundo, es precisamente en Estados Unidos donde el español tiene un futuro más triunfal”, con una comunidad hispana que ”ya no se avergüenza de serlo como en otras épocas, sino todo lo contrario”.

López Morales sostuvo que, aparte del factor demográfico, resulta decisivo el “poder económico empresarial de los hispanos” y su presencia en la esfera académica.

“Los hispanos ya no son aquel grupito que venía a EE.UU a recoger tomates a un dólar; por el contrario, las estadísticas de los doctorados universitarios crecen continuamente y en el mundo de la cultura hay una gran cantidad de nombres importantes”, explicó.

Pero si bien la comunidad hispana no ha alcanzado todavía su reconocimiento político real en EE.UU, “las cosas han cambiado a pasos agigantados” y ese reconocimiento acabará por llegar para una población que representa un papel clave en el presente y futuro de esta nación.

De hecho, según el estudio más reciente divulgado por Nielsen, la mayor compañía de análisis de mercado, el enorme “poder de compra” de los hispanos en EE.UU., que alcanzará 1,5 billones de dólares en 2015, convertirá a esta comunidad en la novena mayor economía mundial ese año.

Tras alabar la función que desempeña el Instituto Cervantes en la promoción del español en todo el mundo, López Morales expresó su deseo de que el organismo y la buena imagen que vende del idioma se vuelque más en Estados Unidos, donde a su juicio “tiene poca presencia”.

En esa misma línea, Eduardo J. Padrón, rector de la universidad pública Miami Dade College, aseguró a Efe que esta institución fue desde su comienzo el “mejor aliado de aquellos que se enfrentaron al disparate político del ‘English Only’ en el condado de Miami-Dade.

“Bajo nuestra sombrilla académica no existe el ‘only’, a no ser que sea el de la excelencia”, resaltó Padrón, quien puso de relieve que la relación del español con el inglés es “armónica, nada agresiva, totalmente reconciliable”.

A su juicio, y “por primera vez en la historia de EE.UU., el bilingüismo es una alternativa impulsada por la economía y por la bondades de una cultura tan diversa” como la hispana.

En cuanto a una posible actividad encaminada a mejorar la imagen del español entre los anglohablantes, López Morales insistió en que, si bien parte de la población anglosajona “siente temor y se ve desplazada del país” por el cambio en el mapa cultural y económico estadounidense, se trata de una percepción de amenaza errónea.

“No sé por qué tienen esa idea (contraria al español). Aquí lo que tenemos que hacer es trabajar todos juntos y desechar los viejos tópicos. La gente joven no cree en esas tonterías”, afirmó, para destacar la “enorme cantidad de profesores hispanos que ejercen en las universidades estadounidenses”. Fuente/Diariolibre.com