Muchachas esperan ser besadas para despertar y casarse.
Una instalación de arte en Kiev, Ucrania, exhibe cinco Bellas Durmientes reales que deben casarse, si se “despiertan”, con el hombre que las besa.
Como parte de la muestra del artista ucraniano Taras Polataiko, las señoritas yacen en camas en un salón del Museo Nacional de Arte, y deben permanecer durmiendo durante tres días hasta que un hombre las bese. Si alguna de las damas llegara a abrir los ojos al ser besada, deberá casarse con el hombre que haya apoyado sus labios en los suyos.
Según explica el propio artista, todos los asistentes a la muestra tienen que firmar un contrato que los obliga a contraer matrimonio con la chica que abra los ojos al besarla. Además, deberán ser mayores de 18 años, ser solteros, por supuesto, desear verdaderamente casarse con la muchacha.
Es también importante recalcar que los asistentes podrán besar a una sola Bella Durmiente, por lo cual deberán elegir bien a cual de todas intentar despertar. Para los hombres, la cuestión es un poco más fácil y, como predice Polataiko, besarán a la chica que más les guste. Pero las señoritas tendrán que confiar en su instinto, y decidirán abrir o no los ojos (y por ende comprometerse) de acuerdo a cómo las hayan besado.
DE:noticiaslocas.com