Tag Archive: colera


9DFB1196-6576-4F3F-9061-E4721B6DF8C5.jpg__209__400__CROPz0x209y400LA HABANA, 15 Ene 2013 (AFP) – El cólera, que por primera vez en 100 años ha aparecido en La Habana, es una enfermedad altamente contagiosa que puede matar en algunas horas, pero que sigue siendo ante todo la plaga de los más pobres, además de una señal de miseria y subdesarrollo.  Originaria de Asia, la enfermedad se extendió a partir del siglo XIX a Europa, África y América. Además, persiste en un estado latente en un centenar de países.

Medidas de higiene sumamente estrictas, así como el suministro de agua potable, se presentan en la práctica como los mejores medios para frenar, más o menos rápidamente, la progresión de la epidemia.

La propagación del cólera se ve favorecida por los movimientos de población, los fallos o ausencia de redes sanitarias (falta de agua potable, desagües, letrinas), la mala higiene (tanto de manos como de alimentos) y una inadecuada atención a los infectados.

Este tipo de condiciones suelen aparecer tras catástrofes naturales, como ocurrió después el seísmo que azotó a Haití el 12 de enero de 2010 y que dejó a decenas de miles de personas sin techo, sobreviviendo en campamentos improvisados y sin acondicionar.

El agente del cólera, el Vibrion cholerae, es una bacteria minúscula en forma de coma que se transmite por vía digestiva, por la ingestión de agua, de bebidas o de alimentos contaminados por deyecciones coléricas, a través de manos sucias o de material contaminado.

Tras una corta incubación, de dos a cinco días, la enfermedad comienza brutalmente con violentas diarreas que deshidratan al organismo. Si no se proporcionan los cuidados inmediatos, que implican, en primer lugar, una rehidratación, esta pérdida gravísima de líquidos (un enfermo puede perder el 10% de su peso en cuatro horas) es frecuentemente mortal.

Por otro lado, la eficacia de las vacunas disponibles está lejos de ser absoluta y no exime de respetar las extremas medidas higiénicas. La batalla contra una epidemia de estas características pasa también por la criba y separación de los enfermos para poder poner en marcha verdaderos cordones sanitarios y tratar de frenar así la propagación de la cepa de región a región e, incluso, de país a país.

La cantidad de casos de cólera registrados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) no deja de aumentar, con de entre 3 a 5 millones de casos por año y de 100.000 a 120.000 muertes, según datos de 2010.

Entre 2004 y 2008, el aumento de los casos fue del 24% en relación al periodo 2000-2004, según la OMS. Fuente/Elnacional.com.do

SANTIAGO.- Al menos 300 personas con síntomas de cólera han sido ingresadas en los últimos tres días en hospitales públicos y privados del municipio de Tamboril y la provincia de Santiago, al norte del país, informaron hoy fuentes médicas.
El director provincial de Salud Pública en Santiago, Ramón Martínez Henríquez, dijo a medios locales que el brote diarreico es causado por la mala calidad del agua potable que consumen los pobladores de esa demarcación.
La mayoría de los afectados presentan diarrea y en algunos casos vómitos y dolores abdominales.
El funcionario manifestó que aunque hay sospecha, todavía esos casos no se pueden calificar como cólera.
De su lado, el epidemiólogo del hospital público de Tamboril, donde han sido ingresados la mayoría de los afectados, Félix Ramón Martínez, dijo que a muchos de los pacientes se les han hecho pruebas que fueron enviadas a laboratorios.
El médico manifestó que las primeras pruebas de laboratorios arrojaron infecciones bacteriológicas como salmonelosis, parasitosis y otras afecciones, pero no descarta que hayan otras que den positivo al cólera.
Subrayó que los casos de diarrea se deben al consumo de agua contaminada.
A mediados de junio pasado un brote similar de diarrea causó la muerte de al menos 9 personas, pero las autoridades de Salud Pública solo confirmaron 4 defunciones por cólera.
En esa ocasión otras 315 personas recibieron tratamientos médicos en Tamboril y Santiago a causa del brote.

DE:diariolibre.com

Colerat

Se elevó a nueve el número de víctimas por cólera en Tamboril, Santiago. Una señora de 82 años es la nueva víctima. La señora Hilda Mercedes había sido ingresada por cólera y tras ser dada de alta debió ser ingresada nuevamente al presentar problemas pulmonares. Salud Pública reportó este sábado ocho casos de cólera en ese municipio, mientras el Colegio Médico Dominicano asegura que son más los afectados.

DE:gentetuya.com

SANTIAGO. Las autoridades del Ministerio de Salud Pública de esta provincia confirmaron ayer 231 casos sospechosos de cólera en  Santiago, lo cual ha generado alarma en el municipio Tamboril donde se ha reportado el  mayor número de personas con síntomas de la enfermedad.

Sin embargo, el ministro  Bautista Rojas Gómez informó que resultaron negativos los resultados  preliminares de las pruebas de laboratorio practicada a los  pacientes hospitalizados con diarrea en Tamboril y que  a los enfermos se les están tratando con el mismo protocolo establecido para el cólera.

Dijo que los episodios están vinculados al consumo  de agua contaminada, fruto de una rotura en la tubería del acueducto  por las lluvias que afectan a esa región.

Rojas Gómez aseguró que está bajo control el brote de diarrea que afecta las comunidades Canca, en Tamboril, y Ceiba de Madera, en San Víctor, Moca. En el caso de Tamboril, donde se registró el número mayor de casos, señala que hay controles  y se les están ofreciendo  los servicios sanitarios a las personas afectadas. Aprovechó para exhortar a la población a mantener medidas de higiene frente a enfermedades.

Tamboril

Ayer, 39 pacientes con diarrea y otros síntomas del mal estaban ingresados en el Hospital Público de Tamboril, el cual  sólo tiene  28 camas.

El Ministerio de Salud Pública, a través de su dirección provincial, ha intervenido los sectores El Arenazo, Canca la Piedra, Juan Cabrera y otros donde se ha reforzado el sistema epidemiológico de vigilancia.

Los epidemiólogos están suministrando medicamentos vía  endovenosa a los pacientes en estado delicado de salud y vía oral a los que se encuentran fuera de peligro.

Salud Pública trata de determinar si fue por cólera que falleció una mujer identificada como María Tavárez Apolinar, de 70 años de edad, referida del hospital de Tamboril  al hospital regional José María Cabral y Báez.

DE:diariolibre.com

La frontera mide 275 kilómetros y cinco provincias dominicanas la bordean.
Tan pronto la madre de “Pierre” retornó desde Santo Domingo a Delma, en Haití, tras el sismo del 12 de enero, él le dijo: “Ya se rompió Haití mamá, yo quiero irme contigo”. Forzaron a su hermana a venir también a la República Dominicana, todos ilegalmente y, en sólo ocho días, su madre buscó RD$3,000 para cada uno. Contactó a un compatriota miembro de una red, en la que se asegura también hay dominicanos, para que los pusieran en lista.

Al octavo día, aprovechando la celebración del tradicional mercado binacional en Elías Piña, donde el chequeo es mínimo, salieron desde Puerto Príncipe a las 6 de la mañana, y ya próximo a las 2 de la tarde, Pierre, de 23 años, su hermana de 22 y su madre, estaban en ese pueblo fronterizo, desde donde recorrieron unos 260 kilómetros hacia Santo Domingo a bordo de un autobús de la ruta.

“Yo no deseaba venir para acá. Venir para acá no era mi sueño. Mi sueño era terminar mis estudios y después ir a la universidad”, cuenta el alto y fornido joven, de tez morena y ojos grandes. “En la televisión salía que los dominicanos maltrataban a los haitianos y hay muchos haitianos que no quieren venir para acá, aunque se estén muriendo, porque piensan que todos los dominicanos son racistas”, agrega el haitiano, quien se ayuda en ocasiones de un traductor.

Con Pierre cruzaron ilegalmente unos 10 compatriotas que se confundían entre los viajeros legales del autobús. Él recuerda que en los puestos militares no les pidieron documentos. Hace seis meses, volvió a Haití, y hoy está en República Dominicana.

“Hay choferes que tienen pasaportes robados y cuando en el chequeo piden ‘pasaportes arriba’, esos choferes dan pasaportes a esa gente solamente. Es en un sitio clave que hacen los pasaportes… Sólo les muestran los pasaportes (a los militares), pero no los chequean. También les ponen fotos falsas. Eso sucedió cuando yo iba a entrar al país”, cuenta un haitiano.

Después del sismo de 7 grados Richter en ese país, han surgido nuevas denuncias de componendas entre militares y civiles para permitir la migración haitiana ilegal hacia la República Dominicana, en busca de sustento económico y mejor condición de vida. Esto sucede ante el escenario de alerta por el virus del cólera que llegó a suelo dominicano justamente en el cuerpo de un nacional haitiano.

Según el titular de la Dirección General de Migración, Sigfrido Pared Pérez, alrededor de 200,000 haitianos se han quedado de manera ilegal en el país tras el terremoto, y sólo unos 57,000 lo han hecho legalmente. Antes de enero, las estimaciones de la población haitiana en República Dominicana rondaba en más de un millón de personas.

Según datos ofrecidos a DL por Migración, en República dominicana sólo hay 9,399 haitianos con residencia legal. De ese total, 4,341 cuentan con permiso de residencia temporal y 4,613 con residencia permanente.

La mayoría de los haitianos trabaja en la albañilería y como vendedores ambulantes, o son pedigüeños. Las autoridades anunciaron la prohibición de la contratación de esa mano de obra, como medida para prevenir la expansión del cólera, y mayor control en la frontera. Y es que la enfermedad ha cobrado más de 1,250 vidas y ha afectado a alrededor de 20,687 personas en la vecina nación.

Dos haitianos entrevistados se motraron preocupados por ser en su país donde se originó el brote. Consideran que los que tengan síntomas no deberían cruzar la frontera. Al igual que los dominicanos, también temen por su salud al habitar el mismo territorio.

Recientemente, el sacerdote Regino Martínez denunció que militares y civiles cobraban hasta RD$5,000 para abrir el paso a los haitianos que ingresan de manera clandestina al territorio dominicano. A la denuncia, el jefe del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront), general Julio César Cataing Jiménez, respondió que era una exageración y pidió pruebas al religioso.

Pero, mientras las autoridades defienden su trabajo, las modalidades para cruzar siguen y son variadas, así como el monto a pagar, que depende de si el viaje es “cómodo” o arriesgado. Y es que los mismos haitianos las citan. Un indocumentado aseguró que sí cobran RD$5,000 por transportar ilegales en yipetas, con vidrios tintados, y así pasar desapercibidos.

Para Leonard traer a su hijo desde Haití una semana después del sismo, empeñó el televisor para conseguir los más de RD$1,000 que le pedía la persona en la frontera para dejar pasar al niño de 11 años.

Jean, quien llegó hace un mes a la República Dominicana, cuenta que decidió enrumbarse hacia Mao donde lo esperaba su hermano, que también es indocumentado. Narra que pagó 500 gourds (unos RD$450) a un organizador y junto a otros 16 haitianos cruzó a territorio dominicano desde un poblado cerca del pueblo fronterizo de Dajabón.

Pese a la crisis haitiana, ¿es difícil conseguir 500 gourds? Un ilegal responde que no. Por ejemplo, un par de zapatos podría costarle 1,000 gourds.

Jean retornó a Haití la pasada semana porque su padre está enfermo de cólera. No obstante, cuando se recupere, piensa volver a la República Dominicana usando el mismo método.

Otra modalidad

Históricamente, la migración haitiana hacia el país se desarrolla desde hace más de un siglo.

Un hermano de Jean, de 23 años, vino a República Dominicana en el año 2006, y las dificultades que pasó las guarda en su memoria.

Aún con su semblante de muchacho, cuenta que pagó 300 gourds (cerca de RD$300) al organizador del viaje al que denominan “poteo”, dinero que también se emplearía para el soborno de los militares dominicanos en los puestos de chequeo en las comunidades fronterizas.

Una vez conformado el grupo, de no más de 30 personas, salió por el poblado haitiano de Juana Méndez, cerca de Dajabón, un lunes a las 5 de la tarde. Cruzaron el río Masacre y, ya al otro lado, pagaron el soborno en el primer chequeo militar de los tres con que se toparían.

En el segundo chequeo militar a la “autoridad” no le bastó con recibir el “peaje” acostumbrado, sino que arremetió contra algunos, propinándoles golpes, y también les arrebató casi todas sus pertenencias, según cuenta el joven. “A mí me quitaron la correa, a otros el cepillo y pasta dental”, agrega.

Finalmente, tras varios días durmiendo en el monte, caminando bajo el sol y hambrientos, el grupo llegó a Santiago Rodríguez. El hermano de Jean logró trasladarse a Mao, donde pasó ocho meses y luego se marchó a Santo Domingo. Aprendió a hablar español poco a poco y consiguió trabajos por poca paga.

En el 2007 volvió a Haití. “Entrar es fácil”, dice, pero para retornar a República Dominicana tuvo que pagar nuevamente el largo periplo por un costo de entre RD$100 y RD$200.

“Es incorrecto, pero lo hago”

Haitianos indocumentados coinciden en que no querían emigrar a la República Dominicana. Algunos están conscientes de que es incorrecto pagar un “peaje” para viajar a un país ajeno con leyes y soberanía. Otros defienden esa transacción motivados por lo que citan como falta de dirección política en su nación, miseria y carencias económicas.

“Yo entiendo que la situación de allá (Haití) es muy difícil, pero uno está buscando mejoría. Pero, allá no hay nada, pero tampoco aquí”, dice un ilegal. “Veo el futuro de Haití incierto porque no hay personas capaces, políticos, gente responsable, que tenga en la mano el futuro del país, porque no hay un grupo que se levante”, agrega.

Pierre, quien se quedó en tercero del bachillerato y desea estudiar Diplomacia, cuenta que, si tuviera dinero y poder, ayudaría a su país.

“Hay mucha gente que dice que no va a sacar visa para venir aquí porque queda muy cerca y es un país vecino, y por eso no sacan visa, aunque tengan dinero, porque ¿para qué?’, responde una entrevistada.

El mismo Pierre es firme en su parecer del porqué a los dominicanos se les “exige poco” para entrar a Haití y a ellos no. “Los haitianos han ayudado mucho a este país, sobre todo en la construcción… Si República Dominicana está bonita, así más que Haití, es por ellos”, asegura. mamejia@diariolibre.com

Según Migración, tras el sismo de enero pasado unos 200 mil haitianos han cruzado hacia la República Dominicana.

De Mariela Mejìa diariolibre.com

HIGÜEY, República Dominicana.- La República Dominicana registró hoy su primer caso de cólera. La víctima de la enfermedad es un nacional haitiano que regresó recientemente a territorio dominicano. El caso coincide con la reapertura de los mercados binacionales que operan en la región fronteriza.

El nacional haitiano, fue atendido en un hospital de la turística ciudad de Higüey.

Desde su ingreso al hospital los médicos sospechaban que estaba infectado con el cólera, pero lo despacharon. Los resultados de los análisis clínicos obtenidos hoy confirmaron que la persona tenía el cólera, indicó una fuente a este diario.

Hasta el momento, las autoridades desconocen el paradero del enfermo, pero procedieron a un operativo de orientación en la zona de donde procedía el enfermo, para evitar la propagación de la temible enfermedad que ya ha cobrado más de mil víctimas.

Esta tarde el ministro de Salud Pública, Bautista Rojas Gómez se reunió con el Presidente Leonel Fernández para informarle de la situación.

El Presidente autorizó a Rojas Gómez a informar a la población de la llegada del cólera a territorio dominicano y se espera que en los próximos minutos el funcionario ofrezca una rueda de prensa donde daría los detalles sobre este caso. Fuente/Noticiassin.com

Puerto Príncipe, (AFP) – La cantidad de muertos por cólera en Haití se disparó a 724, un aumento de más de 80 muertes respecto al miércoles, con tres fallecidos más en Puerto Príncipe, informaron este jueves funcionarios de la salud.  

El número de enfermos quedó ahora por encima de 11.000; un millar más que las cifras divulgadas el miércoles, anunció el ministerio haitiano de Salud.  

La epidemia se desató en el valle del rio Artibonite a mediados del mes pasado y cuando parecía contenida la cantidad de muertes comenzó a aumentar dramáticamente en los últimos días.  

La inquietud crece sobre todo en Puerto Príncipe, donde centenas de miles de haitianos duermen en campamentos de refugiados desde el sismo del 12 de enero, que dejó más de 250.000 muertos y 1,5 millones de desplazados. Fuente/Hoy.com.do

Puerto Príncipe.- El número de muertos por la epidemia de cólera que sufre a Haití se eleva a 544 y las personas hospitalizadas llegan a 8,138, según un informe del Ministerio de Salud Pública y Población (MSPP).

Entre el informe, que lleva la fecha del 6 de noviembre, y el anterior, del día 4, murieron 43 personas.

Con 393 muertos y 6,423 personas hospitalizadas, el departamento Artibonite (norte) sigue siendo la zona más afectada por la epidemia, mientras que en el departamento Norte se registran 52 muertos y 404 personas hospitalizadas.

En el departamento de Plateau Central (este) se registraron 44 muertos, mientras que 623 personas fueron hospitalizadas, y en el departamento Noroeste 35 personas murieron y 465 fueron ingresadas en hospitales.

En el departamento Oeste, donde está Puerto Príncipe, el número de víctimas se mantiene estacionario con 20 muertos y se registran 223 personas hospitalizadas.

Cinco de los diez departamentos del país -Grand Anse, Nippes (suroeste), Sur, Sureste y Noreste- no están afectados por la epidemia. Fuente/Noticiassin.com

PUERTO PRÍNCIPE.- El número de muertos por el brote de cólera en Haití se elevó a 442, mientras la enfermedad ha sido detectada ya en cinco de los diez departamentos del país, informaron hoy fuentes oficiales. 
Desde el pasado sábado, cuando se confirmaron 337 fallecimientos, el número de muertos ha aumentado en 105, mientras que los hospitalizados a fecha de hoy suman 6.742, informó la directora de Salud Familiar del ministerio de Salud Pública, Jocelyne Pierre Louis. 
Además, la enfermedad, que inicialmente fue localizada en los departamentos de Artibonite (oeste) y Plateau Central (este), afecta ya a otros tres: Oeste, Noroeste y Norte. Pierre Louis anunció que equipos de epidemiólogos se han desplazado a varias regiones del país para agilizar las pruebas de verificación de la enfermedad. 
A pesar de ser contabilizados como cólera, un número no precisado de casos no ha sido confirmado con las pruebas científicas necesarias, por lo que estos equipos se encargarán de supervisar los test en el mayor número posible. 
La responsable del ministerio de Salud Pública no quiso pronunciarse sobre las investigaciones acerca del origen del brote y se limitó a señalar que su departamento no está involucrado en estas indagaciones. 
La Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) destacó hoy “la dificultad, incluso la imposibilidad” de saber cómo llegó al país esta dolencia, pese a que se ha comprobado que la cepa causante de la epidemia es igual a una hallada en Asia meridional.
“Debido a la rapidez de los movimientos de las cepas de cólera a través de todo el mundo”, transmitidas por alimentos, aguas contaminadas o personas infectadas, expertos de salud “han subrayado la dificultad, incluso la imposibilidad de determinar con precisión la manera en que el cólera llegó a Haití”, enfatizó la misión de la ONU en un comunicado. 
Al inicio de la propagación de la enfermedad las autoridades de salud expresaron que se trataba de una epidemia “importada” y que el río Artibonite, que atraviesa las zonas afectadas, fue “contaminado”.
Luego, una base de soldados nepaleses de la Minustah, situada en Mirebalais (este) cerca del río, fue señalada como sospechosa de contaminarlo con materias fecales, pero la misión ha desmentido estas acusaciones y alega que todas las pruebas realizadas sobre muestras recogidas en el acuartelamiento y en sus inmediaciones han dado resultado negativo. Fuente/Diariolibre.com

WASHINGTON.- El brote de cólera en Haití ha dejado 292 muertes y 4.147 casos confirmados, reportó este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS), tras advertir que la enfermedad se propaga “a velocidad explosiva”, cuyos casos aparecerían “durante años”.

Jon Andrus, subdirector de la OPS, dijo que, si bien no se han confirmado casos en República Dominicana, su despacho espera que se produzcan “porque esa frontera es muy porosa. Al hablar de la eliminación de cualquier enfermedad en La Española, necesitamos hablar de planes que incluyan la isla entera”.

Andrus suministró las cifras durante una conferencia sobre Haití patrocinada por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Manifestantes atacaron un centro médico el martes en la ciudad haitiana de St. Marc, aterrados por la transmisión de esta enfermedad, la cual era prácticamente desconocida en Haití hasta el inicio del brote actual la semana pasada.

“Esperamos una propagación muy rápida, incluso explosiva, de este brote”, dijo en una conferencia de prensa Andrus, de la OPS.

Señaló que es “muy difícil” saber si la epidemia ha alcanzado su punto máximo, porque hay muchos casos de infectados que no buscan atención médica y esto hace “imposible” pronosticar el curso de la enfermedad. Fuente/Almomento.net

Puerto Príncipe, Haití

Las autoridades sanitarias de Haití informaron hoy que 210 personas fallecieron y 2.679 están hospitalizadas a causa del cólera desatado esta semana en el país, pero negaron que la enfermedad se haya propagado a la capital como indicaron algunos medios locales.

El director general del ministerio de Salud Pública y de población, Gabriel Timothée, dijo en una rueda de prensa que 194 de las víctimas fallecieron en Artibonite (norte), donde hay además 2.394 personas hospitalizadas.

Mientras que en Mirebalais y Las Cahobas, en el departamento de Plateau Central, en el este, hay 14 muertos y 280 internados.

Entre los fallecidos en Mirebalais hay tres prisioneros, según dijo Timothée, quien precisó que medio centenar de reos de esa localidad también está afectado por la enfermedad, por lo que anunció que se tomarán medidas especiales en la prisión.

Asimismo, el funcionario anunció que en Arcahaie (oeste), a unos 30 kilómetros del Puerto Príncipe, detectaron dos muertes y cinco casos sospechosos de cólera, los cuales están en observación.

El galeno aclaró, sin embargo, que no se ha reportado algún caso de la mortal enfermedad en la capital haitiana ni en la isla de Lago Nave, en la costa oeste del país, como habían informado algunos medios locales.

El director general del ministerio de Salud Pública y de población dijo que no ha habido un aumento “extraordinario” de casos en las últimas horas pero tampoco un descenso.

Argumentó que el ritmo de muertos en los hospitales está disminuyendo aunque aclaró que “es demasiado temprano para establecer una tendencia”.

Según testimonios, hay un desbordamiento en los centros hospitalarios del departamento de Artibonite (norte), la zona más afectada por el brote de cólera.

También se informó de una escasez de medicamentos para atender a los cientos de afectados, aunque las autoridades oficiales insisten en que hay suficientes productos médicos.

Ante esta situación, Timothée anunció que para “liberar” un poco los hospitales estudian atender a los afectados en carpas fuera de los centros médicos.

Las carpas se instalarán en Drouin, Marchand Dessalines y Saint Margot, en Artibonite, dijo.

“La situación está bajo control pero estamos en alerta”, aseguró.

El brote de cólera desatado en Haití podría estar relacionado con un río contaminado que se encuentra muy cerca de Artibonite, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Unas 150.000 personas viven en las zonas afectadas a lo largo del río, de acuerdo con un comunicado difundido ayer por el organismo.

fuente/listindiario.com

asistencia humanitaria luchaban este sábado por contener un brote de cólera que ha causado la muerte de casi 200 personas en la región central, en la peor emergencia médica en el país desde el devastador terremoto del 12 de enero.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el virulento brote de diarrea sería la primera epidemia de cólera en un siglo en la vulnerable nación caribeña, la más pobre del Hemisferio Occidental.

Pero no se han reportado casos de la enfermedad en la capital, Puerto Príncipe.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), la oficina regional de la OMS, dijo que desplegó médicos, suministros y agua potable a Saint-Marc, el epicentro del brote y ubicada en Artibonite, al norte de la capital.

“Esperamos que (el brote) crezca, tenemos que esperar eso”, dijo el subdirector de la OPS, Jon Andrus, en una sesión informativa en Washington.

El dijo que la República Dominicana, que comparte la isla de La Española con Haití, debería estar en alerta ante el riesgo de que la enfermedad cruce la frontera.

Funcionarios estadounidenses, citando cifras de las autoridades haitianas actualizadas el viernes a última hora, dijeron que se han registrado 196 muertes. También indicaron que un total de 2.634 haitianos habían sido afectados por el cólera para el viernes en la tarde.

“ESCENA DE TERROR”

Un trabajador humanitario que visitó el principal hospital en Saint-Marc dijo que lo que vio fue una “escena de terror”.

“En el patio había filas de pacientes con sueros intravenosos. Recién había llovido y había gente tirada en el piso acostada en sábanas empapadas, sobre sus heces”, escribió David Darg, de la organización humanitaria Operation Blessing International, basada en Estados Unidos, en la página AlertNet de Thomson Reuters Foundation.

Darg dijo que residentes rurales alrededor de Saint-Marc estaban suplicando agua potable.

La región es la zona agrícola central haitiana y ha recibido a decenas de miles de sobrevivientes del sismo, en el que murieron hasta 300.000 personas y otros miles resultaron heridos, generando un profundo trauma en la población.

“Ahora el énfasis debe ser el tratamiento, contención y una potencial vacunación masiva”, dijo a Reuters el doctor Peter Hotez, presidente del Instituto de Vacunas Sabin y presidente del Departamento de Microbiología, Immunología y Medicina Tropical de la Universidad George Washington.

El dijo que la OPS debe considerar la viabilidad de un programa de vacunación anti-cólera en Haití.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) dijeron que enviarán equipos de expertos para asistir a las autoridades haitianas en la lucha contra el brote.

“Recién estamos en el comienzo”, dijo el funcionario de los CDC Rob Quick.

Todavía no era claro si el brote afectaría las elecciones presidenciales y legislativas programadas para el 28 de noviembre, pero el ministro de Salud, Alex Larsen, pidió a los candidatos que suspendan los actos públicos en las áreas afectadas por el cólera.

El presidente haitiano, Rene Preval, había confirmado que el cólera era la causa de los casos de diarrea aguda que colapsaron los hospitales en el centro de Haití en los últimos días, donde ingresaron pacientes debilitados y deshidratados. Muchas de las víctimas murieron en cuestión de horas.

En las regiones de Artibonite y la Meseta Central seguían llegando reportes de más casos.

“Ahora nos estamos asegurando de que la gente esté al tanto de las medidas de prevención que tiene que tomar para evitar la contaminación”, señaló Preval luego de reunirse con funcionarios de salud del Gobierno.

El cólera es una enfermedad severa transmitida a través del agua y alimentos contaminados que ocasiona diarrea y deshidratación severa y generalmente no se contagia entre personas.

En medio del temor de que la mortal enfermedad se expanda a los extensos campos de refugiados en la capital, donde viven unas 1,5 millones de personas que se quedaron sin hogar luego del sismo, Larsen anunció un programa de prevención de emergencia.

El funcionario instó a la población a lavarse regularmente las manos, a no comer vegetales crudos, a hervir la comida y el agua para tomar y evitar bañarse o beber agua en los ríos.

“Esta enfermedad es muy peligrosa”, dijo Larsen. “Puede matar en tres horas porque una vez que la diarrea comienza no para”, explicó.

Pero pidió a la población que no entre en pánico y aseguró que la severa deshidratación causada por el cólera puede ser fácilmente tratada tomando agua hervida mezclada con azúcar y sal. Fuente/Almomento.net

El cólera se extiende por Africa occidental a un paso alarmante, con gran número de casos nuevos en Camerín, Chad, Niger y Nigeria, informó una agencia internacional de ayuda el jueves.

Si bien el cólera es endémico en la región, la actual incidencia supera de lejos las cifras habituales, informó la oficina de Londres de Médicos sin Fronteras.

Nigeria reportó su brote más grave de cólera desde 1991, con 13.000 casos y unos 800 muertos en dos meses.

El brote se propagó rápidamente a los países vecinos de Camerún, Chad y Niger, con más de 300 muertos. Las autoridades temen nuevos casos en Nigeria tras las inundaciones recientes.

El cólera es una enfermedad infectocontagiosa propagada a través de aguas contaminadas. Provoca diarreas y vómitos que pueden causar la muerte por deshidratación en cuestión de horas.

fuente/chron.com