fotominiatura_ (43)Pretoria, 24 ene (PL) Unos 15 mil cocodrilos fugados hoy de un criadero de la provincia norteña sudafricana de Limpopo sumieron en un inusitado peligro a vastas regiones aledañas de esa región, donde los reptiles asechan entre aguas y malezas.

El sorpresivo acontecimiento, causado por fuertes lluvias e inundaciones en esa zona, movilizó a efectivos del Ejército y la Policía y a criadores de la región que pocas veces afrontaron antes tal cantidad de depredadores en libertad.

Hangwani Mulaudzi, portavoz de la Policía, confirmó que oficiales y agentes de ese cuerpo permanecen en estado de alerta ante la presencia de una virtual invasión de esos reptiles, mimetizados entre arboledas y corrientes de agua.

La fuga de los cocodrilos se produjo en el criadero Rakwena Crocodile Farm en la citada demarcación del extremo norte del país, cuando el domingo último propietarios del criadero decidieron abrir las compuertas de seguridad por la fuerza de las corrientes.

Los responsables asumieron esa decisión sobre el escape de las aguas tras verificar el desbordamiento del río Limpopo y estimar sus probables daños a la población del lugar, ya siniestrada con 10 muertos y miles de afectados.

Una parte de los depredadores fugados fueron capturados al trabarse sus cuerpos entre arbustos próximos al criadero, pero más de la mitad continúan deambulando sin paradero fijo y el consiguiente riesgo para los pobladores.

Parte de los animales fueron apresados cuando asechaban en horas de la noche a familias atrapadas en los techos de sus casas o entre arbustos de bosques cercanos a causa de las inundaciones y fuertes corrientes.

La captura de los cocodrilos es más fácil en la oscuridad por el brillo rojizo de sus ojos que permite localizarlos.

Muchas personas han avistado a los reptiles alrededor de sus propiedades o sitios de habitat, algunos de ellos a unos 120 kilómetros del sitio de donde escaparon, aunque aún no se reportan víctimas.

Cuidadores y expertos sudafricanos en la conducta de esos animales consideraron que al pasar los días los cocodrilos se verán afectados por el hambre y su conducta puede ser más agresiva, aunque muchos pueden también morir por esa razón. Fuente/Diariodigital.com.do

« »