4715814

Bajar de peso es una idea latente en la cabeza de miles de personas, todos alguna vez hemos tenido algunos kilos de más y sabemos perfectamente lo difícil que puede llegar a ser eliminarlos, sobre todo a la hora de encarar tediosas dietas que nos sacan de plano todo aquello que mayormente disfrutamos comer y que por eso, se hacen sumamente difíciles de realizar.

Lo bueno es saber que no solamente se puede bajar de peso haciendo una dieta de alimentos, sino que la más reciente novedad que a todos les dará gusto conocer es que se han descubiertos los beneficios de la denominada “dieta sexual”, ya que mediante el sexo el cuerpo se modela, tonifica y elimina las grasas que generan el exceso de peso que tanto queremos evitar.

Ha sido el doctor Pierre Durand, reconocido nutricionista y dietista en Francia por su desempeño en el mundo de la medicina y el bienestar, el que por su propia experiencia ha conseguido desarrollar un método terapéutico que permite el adelgazamiento del cuerpo combinando una alimentación saludable pero no terminante con una vida sexual activa.

Según el profesional el sexo es capaz de llevar el cuerpo a su forma y peso justo, en un proceso en el que solamente se encuentra placer y sensaciones agradables, y se pueden llegar a perder hasta seis kilos en apenas seis semanas, ya que se trata de un ejercicio físico sumamente completo, ya que no solamente pone el cuerpo en movimiento sino que al alcanzar el orgasmo se acelera el ritmo cardíaco de forma similar al modo en que ocurre al correr por lo que se queman calorías y grasas.

Para que el proceso sea lo más efectivo posible mínimamente se debe tener sexo de 3 a 4 veces por semana, claro que si se tiene todos los días es mucho mejor, ya que el resultado se intensifica positivamente. No podemos dejar de mencionar que además embellece notablemente el resto del cuerpo, por ejemplo en las mujeres estimula los estrógenos por lo que la piel rejuvenece, se ve tersa y suave, lo mismo ocurre con el cabello, se fortalece y brilla más.

El experto indica que en cada acto sexual se puede llegar a quemar ni más ni menos que hasta 560 calorías, siempre dependiendo de la postura y de la duración del coito, por lo tanto, a mayor esfuerzo en el acto sexual, mayor pérdida de peso. Entre las posturas más recomendadas nos encontramos con la del hombre acostado y la mujer sobre él, haciendo sentadillas, lo que hará que se fortalezcan notablemente los glúteos, otra recomendación es el sexo de pie, ya que ambos cuerpos se benefician.DE:educasexo.com

« »