Os contaré lo que me sucedió hace apenas dos domingos. Como el día había salido malo decidimos ir al cine. Cuando llegamos me dí cuenta que la misma idea nuestra la habían tenído mucha gente. La colo no era exagerada pero era larga. Nos pusimos en el sitio y segun avanzabamos me dí cuenta que mi novia miró en un par de ocasiones para atrás. Finalmente yo tambien lo hice disimuladamente, justo detrás nuestro estaba un tio que mediría 1,90 al menos, tenía el corte de cara como el de los malos de las pelis y la verdad es que llamaba la atención por sus rasgos caucasicos y su impresionante altura. Lo que me llamo la atención fue que el tio me miró desafiante al mirarle. Por algun extraño motivo aquel tio me llamó la atención al igual que a mi novia. Pocos minutos después mi novia se acercó a mi oído y me dijo que el tio de atrás estaba buenisimo. Parece Derek..me dijo sonriendo. La sorpresa fué que en una de estas noté como me rozaba con algo caliente y duro en mi trasero. La cola era grande pero tampoco era para estar tan cerca, fueron varios toques pero los suficientes para ponerme nervioso, extrañado y ante mi propio asombro excitado. Si por alguna misteriosa razón aquello me gustó. Pensé que había sido un descuido, pero al no decirle nada era como invitarle a que lo volviese a hacer. Mi contrariedad en los pensamientos se desbocaban. Solo unos instantes después el tio volvió a empujarme con su paquete bien pegado a mis gluteos y en esta ocasión lo mantuvo durante cico o seis interminables segundos. No miré atrás, pero mi novia me notó nervioso y me preguntó por ello a lo cual yo negué. En ese último embiste noté una cosa enorme, me excité al sentirla y no me aparté. En cuanto coloqué de nuevo a mi novia delante mio, agarrandola por la cintura el tio se acercó a mi lentamente apretando su cuerpo contra el mio cada vez mas, entonces si me giré, aunque no lo hice bruscamente, intenté demostrarle que quería una explicación ante lo que estaba ocurriendo. El chico se limitó a pedir disculpas y dijo que de atrás le empujaban un poco todo ello con una sonrisa en su cara que convencía a cualquiera. Volví a mi situacion sin hacer ningun comentario y me dí cuenta que me estaba empalmando, me separé algo de mi novia pero esta se dió cuenta de que mi bulto iba en aumento. -Vaya…¿que te pasa?…
-A mi nada…¿porqué?.
-No por nada…
Marta sonrió lascivamente y se giró de nuevo. Ya cerca de las taquillas el tio volvió a estar pegado a mi y en esta ocasión no se retiraba, la noté aún mas grande y caliente. Ante lo cual no hice ya absolutamente nada, mi excitación era total, la tenía como una piedra y no era capaz de hacer que se me bajara, el rubio con cara malo, quizás sabiendo lo que me estaba ocurriendo se meneo varias veces a los lados y se pegó mas a mi agarrandome con fuerza mis hombros. No sé, creo que eso fue el detonante de que pasara de todo ya, me daba igual, me dejé llevar por sus cada vez mas descarados roces hasta que llegamos a la taquilla. Mientras mi novia pedía las entradas, él aprovechó para dejar aquel enorme bulto sobre mi trasero descaradamente. Entramos agarrados de la mano, pero no pude evitar mirar hacia atrás, observé que se dirigía al baño y antes de entrar miró como invitandome a ir. He de reconocer que aún seguia empalmado y un extraño vacío en el estomago hizo que fuese al baño con la disculpa de ir a vaciar.

Al llegar habia bastantes tios, no le veía por ningun lado, me lavé las manos un buen rato mientras iban saliendo gente, me sequé y entonces salió el de uno de los baños cerrados.

Vino hacia mi y se presentó. -Me llamo Ivan y te pido disculpas si te he molestado en la cola, pero unos niñatos no hacían mas que empujar…-Ivan se quedó mirandome y al ver que aquello no era la explicación que yo esperaba continuó. -Aunque a decir verdad, me gustaba…y creo que a ti tambien…¿no es cierto?…
Ivan se secaba las manos y yo estaba helado, se me estaba bajando todo. Ya no quedaba nadie en el baño pero Ivan terminó diciendo -Cuando me veas que voy al baño durante la pelicula ven tras de mi, te volveré loco de gusto.
Ivan se marchó y yo como un tonto me quedé allí mudo, mirandome al espejo mientras me lavaba la cara. Pero que me pasaba, si yo nunca había estado con ningun tio porqué me ponía tan cachondo Ivan.
Marta estaba esperandome y ante sus regañadientes entramos para ver la pelicula. No podía quitarme de la cabeza todo lo que me había pasado,con la oscuridad me sentí protegido, era imposible que supiese donde nos habíamos sentado. Estabamos casi al final en el lado derecho frente a la pantalla. Pero al cabo de vente minutos observé claramente la figura de un hombre grande que por mi lado izquierdo caminaba saliendo de la sala. Marta no lo advirtió pero yo empecé a recordar lo que me había dicho y no aguantaba. Sin saber porqué todo mi cuerpo quería salir e ir al baño. Le dije a Marta que tenía que ir de nuevo al baño diciendole que tenía mal el estomago, me dijo que si quería nos fueramos pero le dije que se me pasaría aunque a lo mejor tardaba un rato. Finalmente me levanté y con mi corazón latiendo a toda velocidad me dirigí a los baños.
Cuando entré no ví a nadie, pero oí un silbido desde el baño de las mujeres, salí fuera y escuché la voz de Ivan. Entré al baño de las chicas y allí estaba. Ivan se dirigió al fondo a unos de los baños cerrados, como imnotizado entre tras él. Cerro la puerta y puso el cerrojo, entonces Ivan me giró bruscamente contra la pared, comenzó a quitarme la camisa y la camiseta interior rápidamente, yo no hacía nada simplemente tenía mis brazos en alto para facilitar la labor. Cuando me dejó desnudo de la parte superior,puso mis manos apoyadas contra las baldosas y comenzó a morderme el cuello y a lamerme los lobulos de las orejas mientras oía su respiración. Ivan me acariciaba con sus fuertes manos por el pecho y yo me retorcía de gusto al empezar a sentir de nuevo su paquete contra mi culo. Ivan se quitó su camiseta negra de manga corta a pesar del frío que hacía y note su cuerpo caliente contra mi espalda, después se agacho y con gran maestría me quitó los pantalones dejandome totalmente en pelotas. Me dijo que no me diese la vuelta mientras oía como se quitaba la poca ropa que le quedaba. Pocos segundos después cu cuerpo se pegó al mio sintiendo una ola de calor y de placer por todo mi cuerpo que hacía extremecerme sin control. Ivan rozó su polla liberada por mi agujero encendiendo todos los deseos que yo acumulaba, mi polla parecía mas grande que nunca y pensé que iba a eyacular, luego Ivan, encendido por completo me giró ante él y me besó profundamente, nunca me había besado con un tio, pero preso del placer entremezcle mi lengua con la suya con pasión y un desenfreno total. Ivan puso sus manos sobre mi cabeza bajandomé poco a poco. Entendí lo que quería y me puse de cuclillas, su polla era enorme, gorda y muy grande, me gustó el olor que desprendía, noté un calor intenso por mi cuerpo y comencé a meterme aquella tranca a mi boca, la lamía, la besaba, la chupaba me la tragaba todo lo que podía y cada vez me gustaba mas, nunca en mi vida lo había hecho pero aquello me estaba volviendo loco. A pesar de que Ivan intentó incorporarme, en esta ocasión fuí yo el que negué y continué mamandosela hasta que un enorme chorro caliente se extrelló en mi boca sintiendo y saboreando algo distinto y para mi sorpresa esquisito, quizás era por lo caliente que estaba pero me encantó ver como había sido capaz de que aquel tiarron se corriese, en cierta manera sentí que le había ganado la batalla si….pero…no la guerra.

Me puse de pie e Ivan me dió la vuelta, se agachó y comenzó a lamerme el culito con sutileza. Mi polla no hacía mas que soltar hilillos de presemen. Sin aguantar mas pedí a Ivan que me follase el culo y este obediente empezó a restregar su enorme cipote por mis nalgas.No sé como lo hizo pero poco a poco fue introduciendo su polla hasta llenarme por completo, sentí una sensación rara entre dolor y un placer enloquecedor, pero Ivan fué follandome muy despacio, al principio, pero cuando mi culo que ardía, se adaptó aquello fué enloquecedor, su ritmo variaba y puedo decir que me folló de verdad, lo que mas recuerdo aún es que me corrí mientras me agarraba con fuerza por las axilas y me tenia practicamente suspendido, sin tocar mi polla para nada me corrí como una verdadera puta. No paró de joderme hasta que él volvió a correrse en mi boca.

Habían pasado venticinco minutos de aquello, me lo dijo mi novia al volver. Antes Ivan y yo quedamos para ir a Vigo en Marzo. Estaremos solos un fin de semana.
Ahora pienso que soy gay,pero tengo muchas dudas porque en verdad solo me gusta Ivan y con mi novia sigo jodiendo, además ahora mejor. Me pongo super loco recordando lo del cine….DE:muyzorras.com

« »