Archive for May 18th, 2012


Mesha Seville

Ing Felix Taveras

¿Alguna vez has tenido el deseo de echar un ojo a la vecina de al lado que está tomando el sol en su jardín? ¿Alguna vez has fantaseado con tener relaciones sexuales en público? La mayoría de nosotros podemos sentir el impulso, pero ¿dónde está el límite entre la fantasía sexual y la invasión de la privacidad de las personas?

El voyeurismo, una de las tantas parafilias

Compresión de los fetiches. De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, las parafilias son recurrentes e intensas, despertando fantasías e impulsos sexuales. Tanto el voyeurismo como el exhibicionismo son considerados parafilias. Suelen estar presentes durante al menos seis meses. Para todos aquellos que crean que pueden tener alguna de estas parafilias, es necesario que un profesional de la salud mental diagnostique el caso.

Revelando el Voyeur. Algunos ejemplos de comportamientos voyeuristas no consensuales incluyen el uso de mirillas, espionaje o cámaras ocultas en lugares privados como baños o probadores. Algunos ejemplos de este tipo de comportamiento podrían ser ver espiar a una pareja desnuda, observar a las personas en una playa nudista, etc. Es decir, siempre y cuando no haya un consentimiento por parte de los afectados para ser observados.

La causa de estos deseos. No se sabe a ciencia cierta el porqué de estos deseos ni cómo se manifiestan. Hay alguna teoría pero no se ha conseguido ninguna respuesta definitiva. Es bastante posible que esté relacionado con el comportamiento del cerebro. Algunas teorías sugieren que las experiencias de la infancia y la disfunción familiar puedan estar vinculadas al establecimiento de fetiches y síntomas parafílicos. Otras teorías hacen alusión a la cantidad de testosterona en el cuerpo. Parecer ser que hay muchos factores que pueden influir en el desarrollo de estas parafilias.

El Voyeur. Un mirón probablemente tendrá una serie de conflictos psicológicos internos y externos. La mayoría son hombres y sexualmente frustrados que tienen dificultades con las relaciones sexuales y las citas. Este comportamiento puede ayudar a satisfacer o sustituir ese vacío sexual.

El Exhibicionista. Un exhibicionista también puede experimentar dificultades que pueden afectar a su funcionamiento sexual e interpersonal. La mayoría son varones y se sienten insatisfechos sexualmente. El acto de exponerse al público ayuda a aliviar esa sensación. La respuesta del público puede provocar sentimientos sexuales y una excitación que puede llevar a algunos a masturbarse posteriormente.

Investigación acerca de estos fetiches. Hay relativamente poca investigación en estos campos, lo que hace difícil contar con unas estadísticas fiables.

Saciar los deseos eróticos. El voyeurismo y el exhibicionismo son como el agua, a veces es refrescante y nutritiva; y otras veces puede estar hirviendo y quemar. Todos somos seres activamente sexuales y el cumplimiento de nuestros deseos sexuales es una parte fundamental de la vida. Usa tu imaginación y aprovecha las posibilidades que hay para tener aventuras sexuales seguras y consensuadas. Así que ten cuidado y toma decisiones inteligentes y salidas positivas para tus deseos eróticos. Si realmente buscas, lo encontrarás.

DE:educasexo.com

Buenos dias muchachos

Buenos dias muchachas